Hasta 12 derrames de petróleo al mes se originan desde instalaciones de PDVSA

0
108

En Venezuela, el régimen de Nicolás Maduro oculta los datos acerca de la incidencia de derrames petroleros provenientes de las instalaciones de PDVSA. Son los trabajadores de la empresa quienes de forma extraoficial elaboran un registro semanal de esos eventos.

Y son tan frecuentes que algunas estimaciones valoran como irreparables los daños ecológicos causados por la estatal petrolera venezolana. «Los derrames de crudo en zonas donde hay actividad petrolera son constantes», reportó el portal Crónica Uno.

El medio señala que estados como Monagas y Anzoátegui los reportes se repiten continuamente. De forma recurrente, detectan petróleo en aguas dulces y sabanas. La situación es un gran problema tanto para el ambiente como para la estatal Pdvsa.

Como no hay datos oficiales, son los mismos empleados de la empresa los que calculan la frecuencia de los derrames. Estiman que suceden entre dos y tres derrames por semana. En un mes podríán ser hasta doce.

Consecuencia de la destrucción de PDVSA
José Bodas, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros (Futpv), sostiene que las fugas de crudo tienen su origen en la falta de mantenimiento e inversión. Explica que los trabajadores han entregado informes a la junta directiva advirtiendo la situación.

Bodas precisa que en el estado actual de PDVSA taladros y refinerías fueron desmantelados. Advierte que solo una gran inversión puede recuperar la capacidad de la empresa para evitar accidentes.

El pasado 5 de septiembre fue reportado una nueva fuga de hidrocarburos en la vía al sur del estado Monagas en el oriente venezolano. El vertido se originó en la rotura de una válvula en un oleoducto.

De acuerdo con el testimonio de ciudadanos que transitan por la zona frecuentemente, el derrame tenía más de una semana antes de ser reportado en los medios de comunicación.

Graves consecuencias ecológicos

Hernández explicó que una vez que se genera un derrame de petróleo sobre aguas dulces o sabanas, por más que se haga el saneamiento, las trazas de crudo quedan por años en el agua, en las raíces de los árboles y en las profundidades de los ríos. Eso ocasiona un grave daño al ecosistema.

Precisa que la naturaleza esta interconectada, por tanto, la contaminación de un espacio genera graves consecuencias en todo el ambiente. Resalta que lo relacionado con el petróleo es altamente contaminante, pues puede matar cualquier célula.

“El petróleo también se escurre hasta la profundidad de la tierra afectando los acuíferos. Las próximas generaciones verán todas estas consecuencias, incluso relacionadas con la salud”, puntualizó.

Primer Informe |

Esta y otras noticias en nuestro canal de Telegram TFPOficial; siguenos tambien por Instagram thefreedompost_