Atroz: Se decicaba a extraer sangre de perros y gatos hasta matarlos para venderla a clínicas veterinarias

0
117
Spread the love

La Fiscalía del área de Móstoles-Fuenlabrada (Madrid) ha presentado una querella contra un empresario que presuntamente extraía sangre de perros y gatos con prácticas “dolorosas y crueles”, hasta causarles la muerte, para venderla después a clínicas veterinarias.

Según ha informado la Fiscalía Provincial de Madrid en un comunicado, se investiga si los hechos pueden ser constitutivos de un delito continuado relativo a la protección de animales domésticos y otro de intrusismo profesional.

El querellado contaba con unas instalaciones en el municipio madrileño de Humanes donde tenía a los animales, fundamentalmente gatos y perros. Ahí extraía a los animales gran parte o todo su volumen sanguíneo, “sin lograr reponerlo adecuadamente y hasta causarles la muerte con una punción perforante hacia la región del corazón”.

Los cadáveres eran posteriormente incinerados en un crematorio de Yuncos (Toledo), donde, entre los meses de abril y mayo de 2022, la Fiscalía ha contabilizado 60 cuerpos cuya muerte se debe a la extracción de sangre: 27 perros, 29 gatos, tres conejos y un hurón.

El propósito de estas prácticas, relata el Ministerio Público, era vender la sangre a clínicas veterinarias de la Comunidad de Madrid, a un precio de 80 euros por 400 mililitros en el caso de los perros; y 85 euros por 40 mililitros si se trataba de sangre de gato.

Como la demanda fue en aumento, destaca la Fiscalía, llegó a ofrecer sus servicios de hemoterapia a toda España y a otros países europeos como Italia, Bélgica, Francia y Portugal.

En la querella, el ministerio público destaca que las prácticas que usaba causaban «un sufrimiento innecesario» en los animales y suponían aplicar la eutanasia “sin ningún motivo enmarcado en la legislación vigente», una práctica reservada a los veterinarios profesionales.

No constan registro, autorización ni licencia

Durante la investigación, se confirmó que el querellado, L.M.V.F., figuraba como administrador único de la mercantil Centro de Transfusiones Veterinario S.L. y como presidente de la Asociación de Hematología y Homeopatía Animal, encargada de la certificación de los laboratorios de hematología y de los bancos de sangre de los asociados. Sin embargo, no disponía del título oficial de licenciado o de grado en Veterinaria.

Te recomendamos: La impresionante historia del ternero que nació con dos cabezas

El centro fue inaugurado en 2006 con el objeto de producir concentrados de hematíes y plasma que hasta entonces solo se podía hacer en el Banco de Sangre, aunque limitado a hacerlo bajo la tutela de la Comunidad de Madrid.

El empresario también promocionaba el centro en una página web y se presentaban como un referente en la comercialización de sangre animal, aunque no consta registro, ni autorizaciones, ni licencias a nombre dicha mercantil, por lo que durante años desempeñó su actividad “en la más absoluta clandestinidad”.

EFE

Esta y otras noticias en nuestro canal de Telegram TFPOficial; siguenos también por Instagram thefreedompost_