#Opinión | El antisemitismo en el mundo moderno – Por Armina Wolpert

0
607
Spread the love

El antisemitismo creciente es siempre un signo de una dictadura creciente.  

Los judíos se convierten fácilmente en los enemigos internos tan necesarios para un régimen dictatorial.

Uno de los argumentos de invasión de Rusia era “desnazificación de Ucrania“, es decir, hay nazis en Ucrania que necesitan ser exterminados. Muy difícil encontrar un argumento más falso que este, basado en el trauma de su propio pueblo, que sobrevivió al nazismo de la Segunda Guerra Mundial. 

Desde alli veo muy claramente como Rusia está cayendo rápidamente en un antisemitismo ardiente y abierto en nivel de los líderes de este supuesto estado. 

Desde el comienzo de la guerra, aparecieron muchas declaraciones abiertamente antisemitas en el nivel más alto del gobierno ruso. 

Recordemos solo algunos de ellos:
Lavrov, Ministro de Relaciones Exteriores, a la pregunta de qué tipo de desnazificación se puede discutir en Ucrania bajo el presidente judío Zelensky, respondió:

Podría estar equivocado, pero Hitler también tenía sangre judía.  El hecho que Zelensky es judio no significa absolutamente nada. El sabio pueblo judío dice que los antisemitas más ardientes suelen ser judíos. Cualquier familia tiene su oveja negra, decimos en Rusia.”.

Lavrov, en otra entrevista, también afirma que el argumento sobre el judaísmo de Zelensky es insostenible y astuto, que la historia, lamentablemente, conoce ejemplos trágicos de cooperación judía con los nazis, que la complicidad judía con los nazis fue un “fenómeno marginal”, que este tema no es tabú y “es objeto de investigación”.

Lavrov afirma que durante la Segunda Guerra Mundial algunos judíos fueron obligados a participar en los crímenes, entonces Zelensky, que especula sobre sus raíces, lo hace de manera bastante consciente y voluntaria.

Son declaraciones desde el comienzo de la guerra (marzo de 2022) y el entonces Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Yair Lapid, comentó las palabras de Lavrov de la siguiente manera: “Las declaraciones del Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Lavrov, no solo son imperdonables e indignantes, son también un terrible error histórico. Los judíos no asesinadas a si mismos  durante el Holocausto. Acusar a los judíos de antisemitismo es un nivel flagrante de racismo contra los judíos”.

El entonces primer ministro de Israel, Naftali Bennet, dijo que las palabras de Lavrov “son falsas e inaceptables en esencia”: “El propósito de tales mentiras es intentar acusar directamente a los judíos de cometer los crímenes más terribles contra los mismos judíos y liberar de responsabilidad a los perseguidores de nuestro pueblo”.

Lavrov va más allá: afirma que el presidente de Ucrania se esconde detrás de su origen, y también cubre con él a “neonazis naturales, herederos espirituales y de sangre de los verdugos de su pueblo”.

Rusia dice que las autoridades israelíes no notan el “antisemitismo terry” en Ucrania, pero al mismo tiempo se olvidaron de decir que bombardearon el área de Babi Yar en Kiev, el monumento de una fosa común de judíos (donde, por por cierto, murió casi toda mi familia), asesinados por los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

La prensa israelí escribía mucho sobre la posición de Lavrov.

El diario Haaretz destaca que las “declaraciones grotescas” de Lavrov sobre Hitler en un intento desesperado por justificar la agresión rusa, que Rusia esta alimentando el fuego antisemita en el mundo. El periódico cita comentarios del Comité Judío Estadounidense, que dice: “Hemos hablado repetidamente sobre la necesidad de la desnazificación, pero en Moscú, no en Kiev”.

Estos 15 meses de una guerra terrible, cruel y sangrienta dejaron muy claro a quiénes se les puede llamar nazis en esta historia.

La lista de crímenes de Rusia contra la humanidad es interminable, Putin es oficialmente nombrado criminal de guerra por la Corte Internacional de Justicia y  puede ser arrestado en 123 países.

Sin embargo, la “cuestión judía” lo persigue y hace un par de días volvió a hacer una serie de declaraciones ofensivas contra Zelensky en el contexto de su origen judío.  

El 16 de junio 2023 habló en la sesión plenaria del Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF) y respondió una pregunta del moderador de la discusión quien señaló que Occidente no entiende las acusaciones de nazismo de Ucrania, ya que el presidente Volodymyr Zelensky es judío.

Putin contesta: 

He tenido muchos amigos judíos desde la infancia. Dicen: ‘Zelensky no es judío, esto es una desgracia para el pueblo judío’. 

Unos días antes, Putin ya había hablado del mismo “judío” al frente de los “neonazis ucranianos” durante una reunión con “corresponsales militares”.

El Rabino de Ucrania, Moshe Reuven Azman, respondió a Vladimir Putin en el mismo día:  “Personalmente puedo decir que estoy orgulloso del presidente Zelensky, que no huyó y que está haciendo todo lo posible para ayudar al pueblo ucraniano. Y no solo a mí. Creo que todo el mundo está orgulloso de él”.

Pero, ¿qué sucede en la propia Rusia con sus ciudadanos judíos?

Decenas de miles de rusos con raíces judías abandonaron el país, muchos empresarios, científicos y figuras culturales condenaron abiertamente la guerra contra Ucrania.

Los nacionalistas rusos hablan abiertamente de los rusos como una “supernación“, la canción más popular del país, que acompaña a todos los eventos oficiales: “¡Soy ruso!”, la directora de cine, chica judía, Zenia Berkovich esta enviada a prisión por un cargo completamente falso, el tema de los “judíos” está en polémica pública constantemente, por ejemplo, cuando Girkin, el criminal de guerra (el que derribó el Boeing de Malasia en 2014) acusa de fallas en el frente otro criminal de guerra Prigozhin (el jefe del ejército privado “grupo Wagner”),  Girkin insinúa sobre su “origen judío“.

Hoy todas las organizaciones judías internacionales se pusieron del lado de Kiev.

Zelensky en una reunión en Nueva York con representantes de organizaciones judías prometió que Kiev no permitiría crímenes cometidos sobre la base del antisemitismo, la xenofobia y la intolerancia.

La promoción del tema del antisemitismo en Ucrania es una provocación“. Lo dice desde 2019.

Vladimir Zelensky nunca se escondió, pero no se centró específicamente en sus raíces judías, sin embargo, en 2022 , The Jerusalem Post lo llamó el “judío más influyente del mundo”.

El fenómeno del antisemitismo es complejo y simple al mismo tiempo.

Los judíos en todo momento fueron un blanco fácil para la propaganda, una especie de comodín que se usa para crear un enemigo interno, que influye rápido y negativamente en la actitud de la sociedad hacia los judíos.

Un ejemplo de trabajo de propaganda efectivo es la Alemania de Hitler. ¿Cómo en una sociedad europea educada se creó la imagen de la nación judía, que debería haber sido completamente exterminada (“La solución final“)? Esto explica el Museo del Holocausto en Jerusalén y cientos de estudios diferentes.

El fenómeno de la Rusia actual lo explica perfectamente el historiador, profesor de la Universidad de Yale, Timothy Snyder.  

Él llama a este fenómeno esquizofascismo (brevemente: esto es cuando un estado fascista proyecta su propia ideología sobre el enemigo. Literalmente lo acusa de lo que él mismo es).  

Les recomiendo ver sus lecciones de historia en su canal de YouTube, les explicará mucho.  

Snyder también es el autor del término – Ruscismo- una combinación de Rusia y el nazismo, el fenómeno mismo de explica la extrema crueldad del ejército ruso contra la población civil de Ucrania, cual, según la ideología oficial de Rusia, debería ser completamente destruida oo rusificada, porque los ucranianos no son una nación y Ucrania no es un país.

Las “supernaciones” o dictaduras siempre usan la “carta judía”.
Esta es una estrategia conocida.

Por eso es importante tratar el antisemitismo con gran atención, en cualquier formato, incluso el más “inofensivo” si aparece en la retórica de alguna propaganda.  Es peligroso. 

Para la sociedad.  

Para la civilización. 

Para el humanismo en general.

Un ejemplo perfecto de esto –  Rusia actual: un país agresivo y antisemita que comete diariamente crímenes de guerra en un país vecino contra su población civil, infraestructura y naturaleza. 

Un dia el agresor, sus líderes incluyendo sus propagandistas, recibirán un merecido castigo, así como recibió la Alemania nazi.

Por Armina Wolpert
Escritora invitada al The Freedom Post
Nacida en Lituania, es israelí y mexicana.
Ex Consul honoraria de Federación Rusa en Quintana Roo, renuncia el 24.02.2022 día de la invasión rusa a Ucrania.
Licenciada de Facultad de Medicina de la Universidad de Tel Aviv, especialista en Problemas de la Comunicación.
Tiene diplomado de la Facultad de Arqueología e Historia de México, Universidad La Salle.
CEO del tour operador receptivo Arminas Travel y de Asociación de Proveedores Mexicanos y Ferias mexicanas del turismo – Mexico Link Travel.
Columnista de la revista Cancunissimo.

Esta y otras noticias en nuestro canal de Telegram TFPOficial; siguenos tambien por Instagram thefreedompost_