Alzheimer en perros y gatos: consejos para ayudar a tus mascotas

0
69
Spread the love

Desgraciadamente, mucha gente está familiarizada con la enfermedad de Alzheimer. En el mundo, entre un 3 y un 4% de la población de entre 75 y 79 años está diagnosticada de Alzheimer, unas cifras que aumentan hasta el 34% en mayores de 85 años. Pero lo que pocos saben es que los perros y los gatos también pueden sufrir una condición similar conocida como disfunción cognitiva.

En resumen, la disfunción cognitiva es una condición que a veces se observa en mascotas mayores. Las mascotas afectadas pueden desorientarse fácilmente, incluso cuando se encuentran en un entorno familiar. Su ciclo de sueño puede ser anormal, a menudo durmiendo más durante el transcurso del día pero menos durante la noche. Pueden perder el interés en la interacción con las personas que los rodean. Asimismo, un perro o un gato previamente entrenados puede incluso comenzar a tener “accidentes” en el hogar.

Aunque muchos de estos síntomas también pueden ser causados por otras enfermedades, si el comportamiento de su mascota ha cambiado, es importante hablar con su veterinario, quien puede ayudar a establecer un diagnóstico firme.

¿Qué causa la disfunción cognitiva?

Se cree que la causa puede ser multifactorial. El daño oxidativo a las células dentro del cerebro es probablemente una de las principales causas. Sabemos que en muchos perros afectados por disfunción cognitiva, existe una proteína específica (B-amiloide) que forma placas dentro del cerebro. Es probable que estas placas contribuyan a la muerte celular y el encogimiento del cerebro que es característico de los animales con disfunción cognitiva.

¿Cómo se compara la disfunción cognitiva en perros y gatos con la enfermedad de Alzheimer en las personas?

Las dos enfermedades son en realidad bastante similares. Los cambios en el comportamiento observados con ambas enfermedades son comparables. Los cambios observados en el cerebro también parecen ser bastante similares, al menos en algunas personas con la enfermedad de Alzheimer. De hecho, los perros se utilizan cada vez más para estudiar la enfermedad en humanos.

¿Qué puedes hacer por un animal con disfunción cognitiva?

Hay una serie de cosas que se pueden hacer para ayudar. Dos enfoques específicos que han resultado útiles incluyen el enriquecimiento del comportamiento y una dieta rica en antioxidantes. “Estos dos enfoques, cuando se combinan, son más efectivos que uno u otro por sí solo”, explica el Doctor Lorie Huston. Un alimento para mascotas enriquecido con antioxidantes puede contener altos niveles de vitaminas, como la vitamina C y la vitamina E, y ácidos grasos, como DHA, EPA, L-carnitina y ácido lipoico. También puede contener frutas y verduras ricas en antioxidantes, como zanahorias, calabaza o espinacas. Por otro lado, el enriquecimiento del comportamiento puede ser algo tan sencillo como pasar más tiempo cuidando e interactuando con su mascota. Jugar y/o pasear a su mascota regularmente es útil, los rompecabezas y los juegos también pueden ser una buena forma de enriquecimiento, como por ejemplo, esconder la comida y dejar que su mascota la encuentre. Según Huston: “una de las cosas más difíciles de lidiar en la disfunción cognitiva es ayudar a los dueños de mascotas a darse cuenta de que los cambios en el comportamiento son algo más que los cambios normales del envejecimiento. La disfunción cognitiva es una condición médica y debe ser tratada como tal”.

Te recomendamos: Ancianato contrató a stripper para distraer a los viejitos

Los primeros signos son sutiles y los dueños pueden incluso encontrarlos difíciles de detectar, o pueden atribuirlos a otras causas. Muchos ni siquiera mencionan este tipo de cambios a menos que se les pregunte específicamente. “Estos dueños a menudo asumen, incorrectamente, que no se puede hacer nada para ayudar, que su mascota simplemente está envejeciendo. El mejor consejo que le puedo dar a cualquier dueño de una mascota es que consulte a su veterinario si nota algún cambio en el comportamiento de su mascota en casa, por menor que parezca la alteración. Cuando hay un problema, ya sea una disfunción cognitiva u otra afección, la intervención temprana siempre es preferible y, por lo general, brinda un resultado más exitoso”, finaliza el doctor.

LA RAZÓN

Esta y otras noticias en nuestro canal de Telegram TFPOficial; siguenos tambien por Instagram thefreedompost_