Intentaron salvar a una mujer, pero era una escultura

0
257
Spread the love

Algunas veces las piezas artísticas están bien hechas, que solemos confundirlas y pensamos que son reales y no una escultura.

Intentaron salvar a una mujer pero era una escultura - thefreedompost.net
Foto: Cortesía

Como el caso de unos agentes de la policía en Londres, en el Reino Unido, que confundieron una escultura con una mujer real e interrumpieron una galería para salvarla.

Todo esto sucedió después de que la Policía Metropolitana de Londres recibió una llamada a las 17:32 sobre una persona que parecía estar inconsciente en el interior de una galería llamada Laz Emporium.

Los agentes de la policía local acudieron al lugar e irrumpieron en el establecimiento y se dirigieron hasta una de las vitrinas, en donde se encontraba una mujer desmayada sobre la mesa.

Pero cuando llegaron donde se encontraba dicha mujer, se llevaron una gran sorpresa debido a que descubrieron que la mujer a quien pretendían ayudar era en realidad una escultura de tipo hiperrealista titulada Kristina, obra del artista estadounidense Mark Jenkins.

La obra, de tamaño natural, presenta a una mujer con el pelo revuelto, sudadera amarilla con capucha y zapatillas de deporte, y está hecha con cinta de embalar y espuma de relleno; es tal el realismo con el que fue elaborada que en realidad parece una mujer desfallecida por tanto trabajo.

El incidente se ha debido a que la empleada de la galería había cerrado el lugar para prepararse una taza de té, pero al regresar encontró a los agentes de la policía atendiendo la supuesta emergencia.

Por otra parte, el dueño de la galería explicó que la escultura fue un pedido especial para recordar a su hermana, quien murió mientras comía .

Te recomendamos: La historia detrás de la “maldición” de la momia del Titanic

De acuerdo con el galerista “Kristina” podría alcanzar un valor de más de veintidós mil dólares, aunque por el momento no se encuentra en venta.

SABELO

Esta y otras noticias en nuestro canal de Telegram TFPOficial; síguenos también en Instagram como @thefreedompost_