#Opinión | Soy padrino de Ángela Espósito. A ella y a las tantas víctimas de la dictadura que como ella padecen, dedico – Por Carlos Ramírez López

0
177
Spread the love

LOS DRONES, EL VIGÉSIMO EPISODIO DE ATENTADOS QUE MADURO HA DENUNCIADO

El guardia de la foto fue la única “víctima” del “atentado”. Bueno, no realmente de eso, sino que en la carrera que emprendió se cayó y se rompió la cabeza.

4 de agosto, 2018, casi las 6 de la tarde, la avenida Bolívar de Caracas estaba repleta de gente esperando el desfile conmemorativo del 81 aniversario de la GNB. Los militares esperaban en perfecta y nutrida formación para arrancar una vez que finalizara el discurso que Maduro pronunciaba en la tarima. De repente aparecieron unos pequeños aparatos voladores como dirigiéndose donde él estaba pero estallaron lejos en el aire. Él hablaba ante un micrófono rodeado de su gente. Cundió el pánico. En las cercanías del estrado y en la avenida la formación castrense en despavorida carrera olvidó la disciplina mientras los guardaespaldas lo cubrían con unos escudos.

“¡Lanzaron un ataque para atentar contra la vida del presidente!” Gritaban algunos repitiéndolo constantemente como una letanía en tono de alarma. Decían que siete militares habían resultado heridos con el ataque, pero solo a uno se le vio sangrando, ese de la foto quien en despavorida carrera resbaló y se rompió la cabeza. Lo que siguió sí que fue terrible, los cuerpos policiales se desataron con furia deteniendo a muchas personas relacionadas o no con el hecho, entre estas a mi apadrinada Ángela Espósito.

PORQUÉ SOY “PADRINO” DE ANGELA

Tamara Suju y su Casla Institute crearon un programa denominado “Apadrina a un preso político” pensado para hacer visualizar tantos casos de personas que sufren privación de libertad por razones políticas y están allí en esas mazmorras pestilentes sumidos en el olvido, algunos pagando injustas condenas hasta de treinta años sin merecerlo, solo en castigo de su diferente modo de pensar y de oponerse el régimen.

A mí se me ofreció el caso de esta dama a quien no conozco personalmente, pero ya antes había llamado mi atención por lo que le había dedicado algunas líneas en un artículo. Es que tenemos algo en común, el amor a los animales, en especial a los perros. Con mucho gusto acepté y me he comprometido a ventilar su terrible drama, sacarlo del anonimato, pedir su libertad, y en ese sentido hacer todo cuanto a mi alcance esté. En este corto video lo explico: https://youtu.be/XRXZZDcCc9Q

ESTA ES LA HISTORIA

Este episodio de los drones le sirvió a Maduro para lanzar una razzia contra personas de la oposición a su gobierno, 17 en total. La lista la encabezó el diputado Juan Requeséns, también un coronel de nombre Pedro Javier Zambrano y el general Alejandro Pérez Gámez. La lista de delitos que imputaron comenzó por magnicidio, siguió con traición a la patria, también terrorismo y otros. Por presión internacional simulan el espectáculo de un proceso judicial, toda una burla a la justicia.

EL VERDADERO MOTIVO DE LA CONDENA A ANGELA ESPOSITO

Después de más de 4 años de un insufrible proceso el gobierno anunció que las personas señaladas como partícipes de este caso fueron condenadas. Mi apadrinada Angela Esposito recibió 24 años de cárcel. Pero la verdadera razón contra ella fue revelada con una pregunta, la única que le hizo la Juez de Control Carol Padilla en la etapa inicial del proceso: ¿“Tenía usted el perro de Oscar Pérez”? lo cual no guarda ninguna relación con el hecho de los drones que motivó ese juicio, pero ese resguardo canino molestó mucho al régimen, tanto que decidieron incluirla y meterla en la cárcel por 24 años.

EL LISTADO DE LAS OTRAS VÍCTIMAS DE ESTA PERSECUCIÓN

Condenados a 30 años: Yanin Fabiana Pernía Coronel. Emirlendris Benítez. Alejandro Pérez Gámez. Juan Carlos Monasterio Vanegas. Oswaldo Gabriel Castillo Lunar. Brayan de Jesús Oropeza Ruiz. Alberto José Bracho Rozquez. Yolmer José Escalona Torrealba. Henryberth Emmanuel Rivas Vivas. Argenis Gabriel Valera Ruiz. José Miguel Estrada González. Pedro Javier Zambrano Hernández. Condenado a 20 años: José Eloy Rivas Díaz. Condenado a 16 años: Héctor Hernández Da Costa. Condenado a 8 años: Juan Requesens. Condenado a 5 años: Wilder Anderson Vásquez Velásquez.

LA CONDENA SECRETA

“La Juez Hennit López Meza y los fiscales Farik Karin Mora y Dinora Bustamante prohibieron la entrada de los familiares de los presos políticos al juicio”. Denunció Tamara Suju.

Luego de cuatro años de instaurado ese kafliano “proceso judicial”, el pasado 4 de agosto de 2022 la “juez de juicio” Hennit Carolina López Mesa cerró la audiencia -que por ley debe ser pública- que ese día celebraba en clandestinidad pues prohibió la entrada hasta de los familiares de los procesados. Ya en el estrado sacó un papel que leyó, era la sentencia y seguidamente, con toda tranquilidad, cantó los montones de años de cárcel que estaba imponiendo. Al terminar de leer su dispositivo cerró el expediente y sin mas se retiró del sitio, nadie pudo ver el papel, no hubo acceso al expediente, situación que aún 2 meses y medio después se mantiene. Los condenados ni los abogados defensores han podido ver ni el dispositivo ni el texto de la sentencia lo cual es indispensable para preparar la apelación.

EL VEJÁMEN, LA DETENCIÓN, LAS TORTURAS, LA CONFESIÓN

No se sabe a ciencia cierta si en ese episodio de los drones en verdad trataron de matar a Maduro, o si eso solo fue un montaje para justificar represión pues todo ha sido tan extraño que la duda es pertinente. Lo que si es cierto es la tragedia humanitaria que desde entonces desataron mediante un “Blitz” con el que se persiguió, encarceló, torturó a un gran número de personas endilgándoles participación en el caso, entre ellas a Angela Espósito que es específicamente de quien voy a hablarles.

Ángela Espósito, fue detenida el 22 de septiembre de 2018, ella estaba en su casa en Los Teques. En horas de la madrugada la despertaron con fuertes golpeteos en la puerta, abrió a ver qué pasaba y se encontró con un grupo de hombres armados, terroríficamente vestidos de negro y encapuchados quienes se le abalanzaron, la tomaron por el pelo arrastrándola con tanta fuerza y violencia que del cuero cabelludo le desprendían mechones, la cabeza le sangraba. Allí mismo, en ese terrible episodio la asfixiaban con bolsas plásticas mientras le gritaban que “cantara”. Otros registraban todo, volteaban la casa. En ningún momento estos individuos mostraron alguna orden judicial, era una actuación terrorista, absolutamente desprovista del más mínimo vestigio de legalidad.

Esa noche la trasladaron al SEBIN en el Helicoide donde siguieron golpeándola y asfixiándola con bolsas plásticas, la aislaron a un cuarto todo blanco, con temperatura muy baja y fuerte luz artificial las 24 horas. La mantuvieron durmiendo en una colchoneta sucia y el piso lleno de sangre, le negaban el agua potable y hacia sus necesidades en una botella. Ese lugar era visitado sólo por funcionarios que entraban para torturarle física y psicológicamente. Se repetían las sesiones de ahogamiento con bolsas plásticas. En varias oportunidades la amarraban en una silla para arrancarle las uñas de los pies con tenazas, le ponían electricidad en sus partes íntimas, le gritaban que revelara los detalles del atentado contra Maduro.

MADURO VIOLA LA LEY PUBLICANDO GRABACIONES DE “CONFESIONES”

Días después Maduro, hizo una alocución en cadena nacional de radio y televisión para hablar del fulano atentado, y allí desvergonzadamente, haciendo gala del mas grotesco irrespeto a la ley, a los derechos humanos, publicó un video que en prisión le grabaron a Ángela, ella “confesando” lo que en el libreto le habían obligado -torturas de por medio- a memorizar para declararlo. En el colmo del descaro en esa película pudo escucharse una voz fuera de cámara, una voz distorsionada que a ella la interrogaba sobre hechos puntuales del guion que le habían obligado aprenderse, y ella recitaba las respuestas. Ese solo hecho bastaría para meter en la cárcel al sádico de Nicolás Maduro, un sujeto que diciéndose hombre le hace eso a una mujer, a una que sus esbirros encarcelaron y torturaron con el mayor desprecio a la Constitución que precian de ser una de las mas garantistas del mundo, una que privilegia los derechos humanos.

VER: https://youtu.be/z5tpnDmKbj8

Demás está decir que si el proceso que le hacen a Ángela Esposito contuviera algo de culpabilidad en ella, aun así tendría que ser declarado nulo por este solo hecho de que Maduro controlando todos los poderes públicos y la fuerza del Estado, la acusó y expuso en esa grabación que ofende todo sentido de legalidad, de justicia, de debido proceso.

LA ACUSACIÓN

Originalmente acusaron a Ángela Espósito de “financiación del terrorismo, asociación para delinquir y encubrimiento” pero finalmente la condenaron por los dos primeros.

EL FISCAL TORTURADOR

Los fiscales que dirigieron la acusación a todas estas personas se llaman Dinorah Bustamante y Farih Karin Mora y los medios de convicción (pruebas) que presentaron fueron nada menos que risibles. Financiación del terrorismo lo “demostraron” con un recibo del año 2018 por compra de comida. El ridículo alegato fue que esa comida era para alimentar a los terroristas, y en sus conclusiones finales afirmaron que “Ángela Expósito obtuvo dinero para financiar un acto terrorista”. Pero en particular este sujeto, Farih Karin Mora que dragonea con chapa de fiscal es señalado por todos los presos de participar en las torturas, las presencia con sádico deleite con una taza de café en las manos y hasta indica a los policías como hacerlo, recuérdese su nombre FARIH KARIN MORA y aquí está su foto.

Inicialmente la defensa de Ángela Esposito la asumió un abogado puesto por el mismo gobierno, un “defensor público” quien obviamente no iba a defenderla sino a mirar para otro lado cohonestando el atropello. Posteriormente la familia le buscó a la Dra. Theresly Malavé, una muy competente profesional del derecho a quien he consultado sobre la sentencia y se ha excusado porque aún no la conoce, no está en el expediente y la espera a los efectos del recurso de apelación que ahora corresponde.

LLAMADO AL GOBIERNO DE ESPAÑA, ÁNGELA ES VENEZOLANA-ESPAÑOLA

Ángela Esposito además de venezolana tiene la nacionalidad española, y en similares condiciones hay otras personas n Venezuela.

Es un deber del gobierno de aquel país velar por sus derechos humanos, por su dignidad, por lo que se insta a su intervención, sobre todo dadas las estrechas relaciones que mantienen con el gobierno de Maduro. Hace tiempo, en estos 4 años que ella lleva privada de libertad y sometida a tanto atropello ha debido ocuparse en vez de abandonarla como lo han hecho, tanto que he pensado en buscar el modo de instaurarle una demanda de amparo ante el Tribunal Constitucional en Madrid para que el Sr. Pedro Sánchez cumpla con ese deber de dar cumplimiento a la debida protección que a ella le merece esa nacionalidad en razón del artículo 10 de la Constitución Española.

He dicho.!

Por Carlos Ramírez López
Escritor Invitado

Abogado Venezolano litigante con 40+ años de experiencia.
Especialista en Derecho Procesal, Penal, Civil y Constitucional.
Estudios en Cortes Internacionales 

Esta y otras noticias en nuestro canal de Telegram TFPOficial; siguenos tambien por Instagram thefreedompost_