Zelensky se reúne con los líderes de Francia, Alemania e Italia

Los líderes de Europa Occidental y el presidente rumano llegan a Kiev; el presidente francés denuncia la “barbarie” de los ataques rusos en la asediada Irpin.

0
98
Spread the love

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, se reunió el jueves en Kiev con el presidente francés, Emmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, el primer ministro italiano, Mario Draghi, y el presidente rumano, Klaus Iohannis, en el marco de la visita de los líderes europeos a la capital ucraniana como muestra de solidaridad.

Macron, Scholz y Draghi, que representan a las tres mayores economías de Europa, viajaron juntos a Kiev en un tren nocturno especial facilitado por las autoridades ucranianas.

El presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, que limita con Ucrania y ha sido un destino clave para los refugiados, llegó en otro tren.

La reunión con Zelensky tiene una gran carga simbólica, ya que las potencias europeas occidentales han sido criticadas por no proporcionar a Ucrania la escala de armamento que Kiev ha estado pidiendo.

Los líderes también han sido criticados por no haber visitado Kiev antes. En semanas y meses pasados, otros líderes mundiales ya habían hecho el largo viaje por tierra para mostrar su solidaridad con una nación atacada, incluso en épocas en las que los combates arreciaban más cerca de la capital que ahora.

Antes de la reunión con Zelensky, los líderes visitaron el suburbio de Kiev de Irpin, donde Macron dijo que hay indicios de crímenes de guerra tras las “masacres” de las fuerzas rusas.

Denunció la “barbarie” de los ataques que devastaron la ciudad, y alabó el valor de los residentes de Irpin y de otras ciudades de la región de Kiev que contuvieron a las fuerzas rusas de atacar la capital.

Zelensky se reúne con los líderes de Francia, Alemania e Italia
El primer ministro italiano Mario Draghi (2L) el presidente francés Emmanuel Macron (3L) y el canciller alemán Olaf Scholz (R) visitan Irpin el 16 de junio de 2022 (Ludovic MARIN / POOL / AFP)

“Es aquí, entre otros lugares, donde los ucranianos impidieron que el ejército ruso descendiera sobre Kiev”, dijo el dirigente francés. “Representa el heroísmo del ejército, pero también de la población ucraniana. Y junto a eso, tiene rastros de barbarie”.

En respuesta a una pregunta sobre sus anteriores comentarios de que Rusia no debe ser humillada, Macron dijo que “Francia ha estado al lado de Ucrania desde el primer día”.

“Estamos con los ucranianos sin ambigüedades. Ucrania debe resistir y ganar”, dijo.

“Miren eso, ‘Haz Europa, no la guerra’”, dijo Macron al ver unas pintadas en inglés. “Es muy conmovedor ver eso”.

La visita se produjo mientras las fuerzas rusas presionan su ofensiva en la región oriental de Donbás, ganando terreno de forma lenta pero constante a las fuerzas ucranianas, muy superadas en número y armamento, que suplican más armas a los aliados occidentales.

Varias sirenas antiaéreas sonaron mientras los líderes europeos estaban en su hotel preparándose para el resto de su visita, y las autoridades de Kiev instaron a la gente a buscar refugio. Estas alertas son frecuentes.

Al salir del hotel, Macron, poniéndose la mano en el corazón, dijo en inglés: “Quiero mostrar mi admiración por el pueblo ucraniano”.

Macron está muy implicado en los esfuerzos diplomáticos para impulsar un alto el fuego en Ucrania que permita futuras negociaciones de paz. Mantiene frecuentes conversaciones con Zelensky y ha hablado por teléfono varias veces con el presidente ruso Vladimir Putin desde que Moscú lanzó la invasión a finales de febrero.

La agencia de noticias alemana dpa citó a Scholz diciendo que los líderes buscan mostrar no sólo solidaridad, sino también su intención de mantener la ayuda financiera y humanitaria para Ucrania, y un suministro de armas.

Scholz añadió que este apoyo continuará “mientras sea necesario para la lucha de Ucrania por la independencia”.

Scholz dijo que las sanciones contra Rusia también eran importantes y podrían llevar a Moscú a retirar sus tropas, según dpa.

Scholz, Macron y Draghi han sido criticados no sólo por ayudar demasiado poco, sino también por hablar con el presidente ruso Vladimir Putin.

Muchos líderes y personas normales de las naciones bálticas y centroeuropeas, que fueron controladas por Moscú durante la Guerra Fría, creen que Putin sólo entiende de fuerza, y han considerado inaceptables los esfuerzos de Macron y otros por seguir hablando con Putin tras su invasión.

La visita se produce cuando los líderes de la UE se preparan para tomar una decisión el 23 y 24 de junio sobre la solicitud de Ucrania de convertirse en candidato a la UE, y antes de una importante cumbre de la OTAN el 29 y 30 de junio en Madrid.

También el jueves, los ministros de Defensa de la OTAN se reúnen en Bruselas para sopesar más ayuda militar para Ucrania. El miércoles, Estados Unidos y Alemania anunciaron más ayuda, ya que Estados Unidos y sus aliados proporcionan armas de mayor alcance que, según dicen, pueden marcar la diferencia en una lucha en la que las fuerzas ucranianas están superadas en número y en armamento por sus invasores rusos.

Alemania anunció el miércoles que proporcionará a Ucrania tres sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple del tipo que Kiev ha dicho que necesita urgentemente para defenderse de la invasión rusa.

Sin embargo, el Kremlin advirtió el jueves contra los nuevos suministros de armas occidentales a Ucrania, diciendo que sería “absolutamente inútil y causará más daño al país”.

“Me gustaría esperar que los líderes de estos tres Estados y el presidente de Rumanía no se centren únicamente en apoyar a Ucrania, bombardeando aún más a Ucrania con armas”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.