Diferencias entre Amor, Sadismo, Masoquismo y Sadomasoquismo

0
1099

Mirando hoy el programa de “Viviana con vos” de Viana Canosa, y pensando en los temas que se hablan del cinismo y la reacción de los argentinos, se comenzó a hablar del SADOMASOQUISMO, tema que nos afecta en las relaciones humanas.

Conceptos que a menudo suelen confundirse.

Viviana Canosa extendió su licencia en A24 por el cuadro de covid que  atraviesa su madre

El MASOQUISMO se define como la perversión sexual de quien goza con verse humillado o maltratado por otra persona (De L. von Sacher-Masoch, 1836-1895, novelista austriaco). El sadismo se define como la perversión sexual de quien provoca su propia excitación cometiendo actos de crueldad en otra persona (De D. A. François, marqués de Sade, 1740-1814, escritor francés).

Diferenciando entre Sadismo, Masoquismo y Sadomasoquismo

Estas conductas que siempre hemos relacionado como algo no sano y relacionado con la perversión sexual, resulta que tienen una base psicológica, que no es muy diferente a la base que une las relaciones de pareja, que se supone que se basan en factores emocionales.

Perfil psicológico

Erich Fromm (1900), psicoanalista alemán, consideró que las personas en pareja, dependientes emocionalmente de otros, tienden a tener impulsos masoquistas y sádicos hacia su pareja, como resultado del miedo a quedarse solos, lo explica de la siguiente manera:

El objetivo del masoquista es abandonar su propia identidad individual, la que es libre, ya que considera que la condición de libertad del individuo significa la soledad, algo que le aterroriza, por ello busca a algo o a alguien a quien encadenar su yo. El sadismo comparte con el masoquismo ese miedo a encontrarse sólo cuando pierde a su objeto de sometimiento. Por lo que el masoquista y el sádico, crean la unión de un yo individual con otro, capaz de hacer perder a cada uno la integridad de su personalidad, haciéndolos recíprocamente dependientes, con un objetivo común, no encontrarse solos.

Cabe, pues, diferenciar entre el sadomasoquismo, el sadismo y el masoquismo. Para Fromm, en su libro El Miedo a la Libertad [1], los rasgos del carácter masoquistas como los sádicos tienden a ayudar al individuo a evadirse de su insoportable sensación de soledad e impotencia. Y ese miedo lo manifiestan de la tres posibles siguientes maneras.

Comportamientos masoquistas

  • La persona se siente pequeña y desamparada: la persona intenta someterse a otra, al cual le concede una fuerza abrumadora sobre ella, es capaz de auto convencerse que no puede hacer nada para evitarlo, puesto que se reconoce como más pequeño y desamparado.
  • Dejarse abrumar por el dolor y la agonía, las personas pensamos que hay que pagar un costo de sufrimiento, pero que al final llegará la paz interior y la tranquilidad, pensamos que es el precio que hay que pagar por no estar sólo, aún a sabiendas que ese final de felicidad no suele llegar.
  • Abandonarse al efecto de la embriaguez: la persona prefiere renunciar a su propio yo, a su propia personalidad, entregándolo a otro individuo que tomará decisiones por ella, asumirá responsabilidades por ella, pero al formar parte de una persona, no se sentirá sola y no tendrá que asumir dudas en la toma de decisiones.

Comportamientos sádicos

La persona trata de dominar y de tener poder sobre otra, pero no para destruirla sino para conservarla a su lado.

En las personas tanto los comportamientos masoquistas y sádicos van oscilando en el tiempo, estos comportamientos masoquistas están presentes en las relaciones de pareja y son consideradas como EXPRESIONES DE AMOR , los comportamientos sádicos son considerados como expresiones de celos y obsesión con la pareja.

Referencias bibliográficas:

  • Fromm, E. (1993). El miedo a la libertad. Obras Maestras del Pensamiento Contemporáneo. Barcelona. Planeta-Agostini

​Las 30 señales de maltrato psicológico en una relación

En ocasiones puede ser difícil identificar qué conductas constituyen un abuso psicológico.

En mis consultas, cuando observo indicios de que se pueda estar dando una situación de maltrato psicológico y emocional, suelo usar una serie de preguntas que hago que se lleven a casa como tarea.

El objetivo es que mis pacientes valoren cuantos ítems de esa lista se cumplen, solo durante la semana que queda hasta la siguiente sesión. Han de ir anotando al lado de cada pregunta, las situaciones y fechas en las que se producen esos comportamientos para así crear un registro de las dimensiones del problema.

Identificar el maltrato psicológico camuflado

Es llamativo que un alto porcentaje de mis pacientes, al llegar a la tercera o cuarta cita, acuden con un elevado grado de ansiedad, ya que se hacen conscientes de la situación de maltrato psicológico en la que se encuentran, y la mayoría de los criterios los asumían como cuestiones “normales” que se dan en una relación de pareja.

Este es uno de los aspectos más dañinos del maltrato psicológico: como no es maltrato físico, es más difícil de detectar y de identificar como algo que no debería darse en una relación sana. Es por eso que es muy necesario tomarse un tiempo en reflexionar sobre hasta qué punto estams viviendo o reproduciendo formas de maltrato psicológico.

Las 30 señales de que tu pareja puede estar maltratándote psicológicamente

Este es un breve listado de tipos de comportamiento que sirven para identificar los casos de maltrato psicológico en una pareja. Están planteados en forma de preguntas para que sean más accesibles y fáciles de relacionar con las vivencias de cada persona.

  1. ¿Controla el dinero que gastas? ¿tienes que pedirle el dinero a tu pareja? ¿pides permiso a la hora de comprar algo, ya sea para ti o para la casa?
  2. ¿Te dice cómo tienes que vestirte? ¿si vas de alguna manera que no le gusta se enfada contigo por ello y decides cambiarte de ropa? ¿Hay prendas que ya no te pones porque sabes que a no le gusta que vayas así y vas a tener problemas por ello?
  3. ¿Se enfada si inviertes más tiempo en tus amistades o familiares del que considera necesario?
  4. ¿Mantienes relaciones sexuales aunque no te apetezcan porque si no, se enfada?
  5. Contabiliza las veces que haces cosas que no te apetecen o con las que no estás de acuerdo para evitar una discusión.
  6. ¿Controla tu móvil y tus redes sociales?
  7. ¿Tienes que informarle de tus horarios?
  8. ¿Le quita importancia a tus logros personales o profesionales?
  9. Cuando haces algo por tu pareja, ¿te lo agradece o te hace sentir que es tu obligación?
  10. ¿Organiza tu tiempo libre? ¿Sientes que en los ratos de ocio tienes que consultarle en que invertir tu tiempo?
  11. ¿Cuando tienes algún problema lo minimiza con comentarios del tipo: eso no es nada, te quejas de vicio, etc.?
  12. ¿Cuando se ha dado una discusión, en la mayoría de las ocasiones cedes tú aún teniendo la razón porque podría pasarse días sin hablarte y haciéndote el vacío?
  13. ¿Si tiene un problema fuera del ámbito de la pareja, te hace sentir responsable de ello?
  14. ¿Te hace sentir que no sabrías seguir adelante si no estuvieras a su lado?
  15. ¿Te sientes culpable cuando enfermas?
  16. Si estáis en público, ¿temes decir lo que opinas por si acaso te trae consecuencias con tu pareja?
  17. ¿Usa el chantaje emocional a menudo para lograr sus objetivos?
  18. ¿Te recuerda una y mil veces los errores que has cometido?
  19. ¿Has dejado de contar tus problemas de pareja a tu entorno porque sabes que si se enterase se enfadaría?
  20. ¿Temes como decirle algunas cosas porque sabes que su reacción puede ser desproporcionada?
  21. ¿Notas que cuando un mismo hecho lo realiza otra persona lo valora más positivamente que si eres tú quien lo realiza?
  22. ¿Te sientes incómodo/a si te mira alguien del sexo opuesto por si acaso tu pareja se diera cuenta y pudiera ser motivo de otra discusión?
  23. ¿Sientes que necesitas su aprobación en cada cosa que haces, o incluso piensas?
  24. ¿La manera en la que se dirige a ti ha cambiado transformándose en imperativa?
  25. ¿Sientes que no puedes ser tú mismo/a cuando estás con tu pareja?
  26. Ligada a la anterior, ¿sientes que aún sin que esté, cuando quieres ser tú mismo/a piensas en que tal vez le moleste y dejas de hacer las cosas que querías?
  27. ¿Te trata como si fuera tu padre/madre en lugar de tu pareja?
  28. ¿Las decisiones importantes las toma sin tener en cuenta tu opinión?
  29. ¿Te hace dudar de tus capacidades?
  30. ¿Sientes miedo?

Consecuencias del maltrato emocional y psicológico

Una vez realizada la tarea, y una vez en consulta, valoro con las víctimas las consecuencias de este maltrato psicológico, que suelen ser estas:

A su vez, estos efectos del maltrato psicológico hacen que el clima dentro de la relación de pareja siga empeorando aún más, lo cual acarrea consecuencias graves para la víctima.