Condenan a Zara Phythian, actriz de Doctor Strange, y a su esposo por abuso de menores

0
97
Spread the love
La pareja fue encontrada culpable de haber mantenido relaciones sexuales con una adolescente; Victor Marke, el marido de la intérprete, fue condenado también por otro hecho similar

Zara Phythian, conocida por haber interpretado a Brunette Zealot en la película Doctor Strange: Hechicero Supremo, y su esposo, Victor Marke, fueron declarados culpables de tener relaciones sexuales con una niña de 13 años y, en el caso de Marke, también de abusar sexualmente de otra menor, de 15 años.

Phythian, de 37 años, fue condenada el miércoles en el Tribunal de la Corona de Nottingham del Reino Unido por 14 cargos de actividad sexual con una niña entre 2005 y 2008. Las agresiones sexuales comenzaron cuando la menor tenía 13 años. Además de los mismos 14 cargos, Marke, de 59 años, fue declarado culpable de cuatro cargos adicionales de agresión indecente contra otra mujer entre 2002 y 2003, cuando tenía 15 años.

Según informó la BBC, el mes pasado se reprodujo una entrevista policial con la primera víctima en el Tribunal de la Corona de Nottingham en el Reino Unido. “Era consciente de que lo que ocurría estaba mal, pero no sabía cómo salir de la situación ni podía decir nada”, explicó la mujer. Además, contó que era admiradora de Phythian y que conoció al matrimonio mientras trabajaban como instructores de artes marciales en Nottinghamshire, Reino Unido.

En su alegato, la joven señaló que en uno de los encuentros le ofrecieron beber alcohol y que luego Phythian, que en ese entonces tenía 19 años, comenzó a realizarle sexo oral a Marke y la desafió a que la imitara. “Recuerdo haber intentado copiar la reacción de Zara en ese momento porque la admiraba y trataba de ser como ella”, dijo la mujer, quien aseguró que, en ese primer encuentro, el acusado terminó teniendo relaciones sexuales tanto con ella como con la actriz.

Según expresó, el hombre le aseguró que nadie le creería si decidía contar lo que pasaba entre ellos y la amenazó con romperle las rótulas si decidía romper el silencio. “Siempre tuvieron poder sobre mí”, afirmó en su alegato. Además, indicó que cuando empezaron los abusos, Marke estaba casado con otra mujer, pero que ese matrimonio terminó por el affaire que el instructor mantenía con Phythian, quien aún no había cumplido 20 años.

La mujer también le dijo al tribunal que Phythian la “entrenó” para mejorar en la actividad sexual y que estimó haber tenido relaciones sexuales con Marke unas 20 veces. “En ese momento, no hubiese podido hacer un informe. Me hubiera muerto de vergüenza”, explicó. “Creo que vieron una vulnerabilidad en mí y se aprovecharon de eso”, indicó la joven. Y agregó: “Ese era solo mi secreto más profundo y oscuro. Imaginé que si le decía a alguien, mi familia me odiaría”.

“Cuando finalmente pude hacerlo, acababa de convertirme en madre y no tenía otra opción que decir mi verdad para no permitir que le pase a nadie más”, explicó, sobre los motivos que finalmente la llevaron a denunciar los hechos.

Marke, además, enfrentó cuatro cargos más, formulados por otra mujer que asegura que abusó de ella entre 2002 y 2003. En este caso, los abusos habrían comenzado cuando la víctima tenía 15 años. Esta otra víctima denunció ante la policía que Marke, quien era muchos años mayor que ella, la “preparaba y la tocaba sexualmente”. Según su testimonio, todo comenzó con manoseos indebidos y besos en la cara, pero cuando ella cumplió 16 años comenzaron a tener relaciones sexuales. “Nunca había hecho algo así”, explicó en su denuncia.

“Quiero agradecer a las dos víctimas que han mostrado un gran coraje al presentarse y hablar sobre su terrible experiencia”, dijo el oficial investigador Parminder Dhillon después del veredicto, según informó el Nottingham Post. “Aunque ningún castigo dictado por un tribunal puede deshacer el daño de por vida que les causaron, espero que se sientan algo reconfortadas al saber que ahora se ha hecho justicia”, agregó.

“Espero que este caso sirva como un recordatorio para los demás de que tratamos a todas acusaciones de abuso sexual con la mayor seriedad y que, incluso en los casos en que los delitos ocurrieron hace muchos años, investigaremos a fondo y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para llevar a los perpetradores ante la justicia”, finalizó.

Fuente: La Nación