#Opinión | Barinas, la batalla de Waterloo – Por Carlos Ramírez López

0
129

Mañana domingo 9 de enero del año 2022 se inscribirá un nuevo episodio en la interminable tragedia venezolana, una confrontación de apariencia electoral pero que en realidad es otra cosa. Por una parte el gobierno de Maduro, sin ni siquiera disimularlo, a la vista de todo el mundo, terminará le ejecución de un proceso fraudulento que viene realizando a la vista de todos como será la anulación de los resultados que del mismo proceso se produjo antes, una treta grosera en la que utilizó su aparataje de la falsa “contraloría” y su garrote judicial.

Ahora utilizando el chantaje de regalar comida, utensilios eléctricos, materiales de construcción, todo eso de lo que la gente carece, lo que le niegan para tenerles hambrientos y menesterosos, ahora se lo regalan en su inmoral campaña.

Llegaron al colmo de usar el ilícito traslado no solo de electores, sino hasta de sus candidatos que estaban inscritos en otros estados.

Sin pudor están montando un ejército de 30 mil hombres en el estado dizque para cuidar el proceso mediante la farsa del “Plan República” que solo utilizan para el fraude. Ya se verán los trucos del “voto asistido”, de la manipulación de actas máquinas, y quien sabe cuantos otros de sus inmorales procederes para hacerse de una victoria que nunca podrían obtener en un proceso democrático.

Por otra parte, parcialidades de la oposición en una confusa política que el pueblo llano difícilmente comprende, están participando y aunque les birlaron el triunfo en la primera oportunidad, están insistiendo y mostrando que tienen como obtener un buen respaldo popular. Hay que reconocer que hacen un esfuerzo loable que solo implicará la demostración ante todos de la ratificación dictatorial del régimen.

Mañana domingo será el día de esa desigual confrontación donde objetivamente pienso que el gobierno concretará su fraude, se robará el resultado y se adjudicará el cargo en disputa. Pero lo que si es verdad es que le ha costado y costará bastante, tanto que hasta su campaña se ha basado en denigrar de sus propias políticas adjudicándoselas “a los chávez” como si estuvieran hablando de gente distinta a ellos, de políticas distintas a las de ellos. Pero lo mas grave para ellos es que sin recato alguno estarán ratificando a todo el mundo que en Venezuela no hay solución electoral posible, que no hay salida democrática, que no saldrán del poder en elecciones libres. Esa es la verdadera batalla, no la gobernación de Barinas sino la definición de la inutilidad de los diálogos así como esas blandengues sanciones de quitarles las visas para que no viajen a Estados unidos.

Esa es la confortación, es la batalla por mostrar la única opción para salir de la dictadura, allí ganará la verdad del camino a seguir.

Por Carlos Ramírez López

Abogado Venezolano litigante con 40+ años de experiencia. Especialista en Derecho Procesal, Penal, Civil y Constitucional. Estudios en Cortes Internacionales

Twitter: @CarlosRamirezL3

Esta y otras noticias en nuestro canal de Telegram TFPOficial; siguenos tambien por Instagram thefreedompost_