Lara | Investigan hallazgo de osamenta de hace más de mil años

0
68

Toda una sorpresa fue la que se llevaron Maiker Lizacano y José Gregorio Pérez, ambos obreros que se encontraban trabajando en una construcción del sector Playa Bonita, del municipio Jiménez, sitio donde el pasado 20 de octubre encontraron una osamenta.

Los hombres de inmediato dieron parte a las autoridades y una comisión de la delegación municipal del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), se presentó en el sitio para iniciar con las investigaciones correspondientes, pues presumían que los restos eran de data actual.

Con el paso de las horas, hallaron vasijas y otros objetos que corresponden a una ofrenda funeraria, por lo que dedujeron que se trataba de una tumba indígena.

Como era de esperarse, informaron al Museo Antropológico Francisco Tamayo Yépez de Quíbor. La directora de la institución, la arqueólogo Rubia Vásquez dio paso al despliegue de un equipo conformado por cuatro personas.

Vásquez, junto a su colega Ivel Urbina se han colocado frente a la exploración que ya acumula 18 días. Junto a ellas trabajan Ángel Sequera y José Querales, ambos restauradores del museo. Los obreros que descubrieron la osamenta no se han despegado y les han colaborado en la recolección de los restos.

Con el transcurrir de la excavación hallaron otros tres cuerpos. Determinaron que dado a ciertas características, como el color de los huesos, los mismos tienen una antigüedad de entre mil y mil quinientos años.

Por tratarse de un pequeño pozo de dos metros por dos metros, están seguros de que es un cementerio indígena, motivo por el que no descartan que continúen apareciendo restos.

Dada la forma en la que fueron colocados los cuerpos, intuyen que los mismos pertenecen a la etnia gayón o axaguas, por lo que se estaría hablando de un patrimonio histórico que conecta directamente con la raíces del gentilicio larense.

La investigación se ha extendido más de lo previsto, debido a que la lluvia ha comenzado a generar estragos y deben trabajar con mucho cuidado. Y es que al sacar los huesos de su espacio, son susceptibles a la acción de bacterias, hongos y al deterioro constante por los cambios de temperatura.

El laboratorio del museo realiza la medición de los restos para identificar su género y cuántos años tenían al momento de su muerte.

Prevén que la investigación concluya durante el primer trimestre de 2022 y esperan poder crear una exhibición al servicio de los centros educativos de Jiménez, e incluso de otros municipios.

No es primera vez

A pesar de que hoy por hoy en Playa Bonita viven varias familias, en años anteriores se han dado hallazgos de este tipo en las adyacencias de la zona. El último fue en el año 2.000.

El sitio arqueológico fue descubierto y bautizado como «Sitio Tocuyo» en la década de los años 60 por José María Cruxent, uno de los principales fundadores de la arqueología venezolana.

Allí se ha encontrado cerámica con decoración policroma, herramientas para moler y morteros, lo que hace suponer que haya habido cultivo de granos.

LA PRENSA DE LARA

Esta y otras noticias en nuestro canal de Telegram TFPOficial; siguenos tambien por Instagram thefreedompost_