Régimen y oposición de Guaidó llegaron a dos acuerdos parciales en la reciente jornada de diálogo en México

0
173

Luego del cierre de la ronda de negociaciones entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición de Juan Guaidó realizada en el país azteca, el jefe de la delegación que representa al chavismo en la mesa de diálogo, Jorge Rodríguez, aseguró que ambas partes llegaron a dos acuerdos parciales tras varias horas de discusiones y diferencias.

El coordinador de la delegación de la Plataforma Unitaria, Gerardo Blyde, anunció que uno de los acuerdos fue la creación de una Mesa Nacional de Atención Social para atender los problemas en materia sanitaria y de alimentación que padecen los venezolanos.

Para lograr resolver ese flagelo, Blyde dijo que están en la búsqueda de los recursos que les permita acceder a un mayor número de vacunas contra el COVID-19, así como tener acceso al programa de seguridad alimentaria de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Rodríguez adelantó que uno de las resoluciones a las que llegaron tiene que ver con la defensa y el derecho a la soberanía que tiene Venezuela sobre el territorio de la Guayana Esequiba, el cual se encuentra en reclamación entre el estado venezolano y el gobierno de Guyana.

En ese sentido, el representante de la oposición aseveró que: “El Esequibo es de los venezolanos, por lo tanto aquí no puede haber diferencia en cuanto a la defensa de nuestro territorio y nuestra soberanía”.

El representante del chavismo también aseguró que acordaron con la oposición un trabajo conjunto para la protección social de los venezolanos. En este punto el dirigente socialista insistió en la necesidad que tiene el régimen de controlar los activos que se encuentran en el extranjero y a los que no pueden acceder por no contar con el reconocimiento internacional como gobierno legítimo de Venezuela.

No necesitamos que nadie nos done nada, tenemos los recursos suficientes”, dijo Rodríguez refiriéndose a que con el dinero depositado en el extranjero se puede conseguir “vacunas contra el COVID, dotar hospitales y atender programas de alimentación”.

Ante este punto Gerardo Blyde reveló que el chavismo les ha propuesto ideas para la utilización de fondos de la República a través del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Recursos del FMI fueron solicitados por el régimen, nosotros no hemos autorizado nada aún”, aseguró el representante de las fuerzas democráticas de Venezuela.

El representante del régimen dijo que tanto chavismo como oposición se volverán a ver las caras en la Ciudad de México para una nueva ronda de negociaciones, el próximo 24, 25, 26, y 27 de septiembre.

Rodríguez adelantó que en ese próximo encuentro conversará sobre “el acuerdo institucional del derecho, la economía y la atención social al pueblo de Venezuela”.

Por su parte Gerardo Blyde también adelantó que se discutirá el tema de la reinstitucionalidad democrática de Venezuela con miras a tener un » sistema judicial independiente soberano que pueda decidir sin interferencia política”.

Asimismo, aseveró que: “En Venezuela no hay democracia, por lo que insistió que en de no lograr una pronta separación de los poderes, no se podrá alcanzar “ni siquiera crecimiento económico”.

El régimen y la oposición de Venezuela cerraron este lunes en la Ciudad de México una ronda de negociaciones en la que el chavismo busca el levantamiento de las sanciones económicas y la oposición, elecciones libres.

La cuarta jornada de reuniones inició poco antes del mediodía local en un céntrico hotel de la capital mexicana, según una fuente cercana al encuentro.

Las partes llegaron a este cierre con “acuerdos parciales”, dijo el domingo Jorge Rodríguez, líder del parlamento venezolano y hombre de confianza del dictador Nicolás Maduro.

Gerardo Blyde, jefe negociador de la oposición, confirmó que se lograron “acuerdos tempranos” que buscan aminorar la profunda crisis económica que golpea a Venezuela, aunque resaltó que el problema de fondo es un modelo económico que “fracasó”.

Maduro advirtió el domingo que estas negociaciones no se traducirán en “impunidad”, lo que es interpretado como una advertencia para el opositor Juan Guaidó, el presidente encargado que enfrenta múltiples acusaciones en Venezuela.

Las negociaciones son facilitadas por Noruega y se espera que por la tarde, al cierre del encuentro, se produzca un anuncio de potenciales acuerdos.

El Departamento de Estado estadounidense saludó el viernes el inicio del diálogo y manifestó su deseo de que se “restaure la democracia” de manera pacífica en Venezuela.

En el memorando común las partes se plantearon siete puntos de discusión, entre los que destacan derechos políticos, garantías electorales y un cronograma para elecciones observables, temas prioritarios de la agenda opositora desde el viernes.

El documento también incluye la principal exigencia del gobierno de Maduro: que se levanten o se flexibilicen las sanciones económicas lideradas por Washington contra el país sudamericano.

El diálogo se realiza con miras a las elecciones de gobernadores y alcaldes de noviembre próximo, en las que participarán los principales partidos políticos opositores, rompiendo un boicot electoral de tres años.

Ataque de Maduro en plenas negociaciones

“EEUU se buscó un pelele, un imbécil, entrenado, para que hiciera de títere y buscara lo que ellos buscaba, el derrocamiento del Gobierno, la destrucción de la revolución bolivariana, la colonización política de Venezuela”, afirmó el dictador Nicolás Maduro en una entrevista de TV mientras se desarrollan los diálogos en México.

Así, cuando sus negociadores dicen estar buscando la paz, el dictador prometió encarcelar al líder opositor: “En México no habrá impunidad, ni en Marte… Puede ser que tarde, pero sueño con el día en que haya justicia y que todos estos bandidos, que Guaidó, pague ante las leyes venezolanas”.

Y agregó: “Tiene que haber justicia severa porque es mucho el daño que ha hecho”.

El chavista aseguró que él siente que en México están negociando con EEUU: “Porque esos políticos han respondido a las políticas estadounidenses siempre, en tiempos de Bush, de Obama, de Trump, y ahora de Biden”.

Y Guaidó le contestó: “Recuerda que tú eres el que está señalado en la CPI [Corte Penal Internacional] y tiene 15 millones en recompensa. Ni te atreves a salir a la calle a escuchar a la gente”. “Y yo (sueño) con que Venezuela sea libre y democrática. Veremos ese día. Por eso estamos en la calle luchando y buscando un acuerdo en México”, respondió el líder opositor.

INFOBAE |

Esta y otras noticias en nuestro canal de Telegram TFPOficial; siguenos tambien por Instagram thefreedompost_