Sector automotriz evidencia los estragos del declive económico del país

0
429
Spread the love

En Venezuela la destrucción de la actividad económica ha mostrado sus efectos en diversos campos industriales. Uno de los sectores en los que se pueden evidenciar aún más las consecuencias es el automotriz.

A pesar de que los economistas se refieren a una recuperación económica con relación a hace un par de años, el caso del sector automotriz llama la atención por sus dramáticas cifras. Reseñó Banca y Negocios.

El portal especializado señaló los resultados emitidos recientemente por La Cámara Automotriz de Venezuela correspondientes al mes de julio de 2021 respecto al mercado y a la producción/ensamblaje.

Caída de la producción

Esta institución destaca que la caída en la producción acumulada a julio de 2021 contra julio de 2020 fue 98,85%. A lo largo del año 2021 se ha ensamblado solamente una unidad de la marca Mack versus 87 unidades ensambladas hasta julio de 2020 de las marcas Toyota de Venezuela, Iveco y Mack.

Por su parte, el mercado a julio de 2021 arrojó un acumulado de unidades vendidas de 1.061 que versus un acumulado a julio de 2020 de 525 unidades. Esto representa un aumento de 102,10 %. Del primer monto corresponderían 982 unidades de origen importado y 79 nacionales.

En este sentido, los datos señalan que marcas automotrices como Ford Motor, Iveco, Mack y Toyota, atendieron a través de inventarios las unidades comercializadas de origen nacional. Por lo que la comercialización acumulada durante el año 2020 se ubicó en 988 unidades. Lo que quiere decir que va del 2021 hay una leve mejora en comparación al año anterior, en lo que al mercado se refiere.

Sin embargo, todos los números anteriores contrastan con los arrojados. Por ejemplo, durante el año 2009, año en el que se comercializaron 136.517 unidades y se ensamblaron 111.554 unidades, destaca Banca y Negocios.

Con base a estos datos, Favenpa señala que la obsolescencia del parque automotor en el país, que según superaría los 20 años promedio, asoma la necesidad de renovar la flota. Sin embargo, la depauperación del poder de compra doméstico aunado a la caracterización de bien duradero, augura una demanda muy tímida en lo inmediato. Esto conspira para que aun cuando haya un incremento en el mercado de 2020 a 2021, sete pueda ser capitalizado por la industria.

EL NACIONAL

Esta y otras noticias en nuestro canal de Telegram TFPOficial; siguenos tambien por Instagram thefreedompost_