George W. Bush considera un “error” retirar tropas de Afganistán

0
93
George W.

«Las consecuencias van a ser increíblemente malas», dijo el expresidente republicano.

El ex presidente George W. Bush ofreció el miércoles nuevas críticas a la retirada de las tropas estadounidenses y de la OTAN de Afganistán. Esto ocurre en un momento en el que el gobierno respaldado por Estados Unidos en Kabul parece cada vez más amenazado y los combatientes talibanes continúan logrando rápidos avances en todo el país.

También te puede interesar: Talibanes celebran retirada total de tropas estadounidenses de Afganistán

Cuando se le preguntó si la retirada fue un error, Bush dijo a la emisora ​​alemana Deutsche Welle en una entrevista: “Creo que lo es, sí. Porque creo que las consecuencias serán increíblemente malas y tristes».

Bush, cuya administración lanzó la invasión militar estadounidense de Afganistán en octubre de 2001, citó específicamente la difícil situación de las mujeres y niñas afganas que, según dijo, podrían «sufrir un daño indecible» a manos de los talibanes.

Bush expresó una preocupación similar por el destino de miles de traductores afganos, así como sus familias, que ayudaron a las fuerzas estadounidenses y de la OTAN durante el esfuerzo de guerra de dos décadas.

“Parece que simplemente los van a dejar atrás para ser masacrados por esta gente brutal”, dijo Bush. «Eso me rompe el corazón.»about:blankAnuncios

Seguridad en deterioro

Las declaraciones del ex presidente se producen cuando incluso altos funcionarios de la administración de Biden han reconocido lo que el portavoz del Pentágono, John Kirby, describió como una «situación de seguridad en deterioro» en Afganistán. Allí los talibanes afirman haber recuperado el 85 por ciento del territorio del país.

El grupo fundamentalista islámico se ha apoderado de casi el 10 por ciento de Afganistán solo en la última semana, según la Fundación para la Defensa de las Democracias. Ahora controla 195 de los 407 distritos del país, mientras disputa otros 129.

A pesar de la escalada del conflicto, Estados Unidos marcó una de las fases finales de su reducción el lunes con la partida del general Scott Miller. Este era el más alto general en Afganistán que se encontraba entre las últimas fuerzas estadounidenses en el país.about:blankAnuncios

En el futuro, el general Frank McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos, supervisará la misión en Afganistán desde su cuartel general en Tampa, Florida. McKenzie está autorizado a ordenar ataques aéreos contra los talibanes en apoyo de las fuerzas de seguridad afganas hasta finales de agosto.

Después de prometer inicialmente una retirada total de las tropas estadounidenses para el 11 de septiembre, el vigésimo aniversario de los ataques terroristas de contra las Torres Gemelas, el presidente Joe Biden anunció el jueves pasado que la misión militar en Afganistán concluiría el 31 de agosto.

En un discurso de la Casa Blanca, Biden negó que una toma de poder de los talibanes fuera inevitable. «La probabilidad de que haya un talibán invadiendo todo y poseyendo todo el país es muy poca», dijo.Anuncios

Biden también puso la responsabilidad directamente en el liderazgo y las fuerzas de seguridad afganas de salvaguardar Kabul, y evaluó que “claramente tienen la capacidad para sostener al gobierno en el lugar. La pregunta es, ¿generarán el tipo de cohesión para hacerlo?”.

PRIMERINFORME