California: Oficiales de policía demandan a la ciudad por permitir el mural Black Lives Matter

0
89

Un grupo de policías está demandando a la ciudad californiana de Palo Alto por permitir que un mural de Black Lives Matter permanezca en su lugar durante meses después de que fue pintado en una calle de la ciudad en junio de 2020.

También te puede interesar: ¿Señal divina? Mural dedicado a George Floyd fue destruido por un rayo

Los funcionarios de la ciudad permitieron y alentaron a los artistas a crear dieciséis murales diferentes en propiedad de la ciudad que se colocaron juntos y deletrearon “Black Lives Matter”, dijeron los oficiales en la demanda de 12 páginas, presentada en la corte superior de California.

El mural contenido en la letra «E» mostraba a Joanne Chesimard, también conocida como Assata Shakur, quien fue condenada en 1977 por asesinar a un policía estatal en Nueva Jersey, pero escapó de la prisión y huyó de Estados Unidos. Chesimard es un fugitivo buscado que es muy apreciado por algunos activistas raciales.

El mural también contenía un logo atribuido a las Nuevas Panteras Negras, que el Southern Poverty Law Center describe como una «organización virulentamente racista y antisemita cuyos líderes han fomentado la violencia contra los blancos, judíos y agentes del orden».

Los agentes se vieron obligados a pasar por el mural cada vez que se presentaban a trabajar, lo que equivalía a un «ambiente de trabajo discriminatorio y de acoso», según la demanda.

“Los acusados ​​no solo permitieron que existiera la iconografía acosadora y discriminatoria en el lugar de trabajo, sino que también la sancionaron, aprobaron, alentaron y pagaron por ello”, dijo.

Los oficiales expresaron su preocupación por los mensajes en el mural a los oficiales de la ciudad y la policía, pero se les dijo que el mural permanecería en su lugar. Eso fue una violación de la Ley de Vivienda y Empleo Justo, según la demanda.

El mural fue pintado por diferentes artistas. Cece Carpio, quien trabaja en la Comisión de Artes de San Francisco, pintó la letra «E». Ella dijo en Facebook el año pasado en respuesta a las críticas por retratar a Chesimard que la fugitiva «siempre ha mantenido su inocencia y nunca iba a tener un juicio justo».

«Si pintamos letras enormes de Black Lives Matter en las calles, es importante conocer la historia del trato injusto de Black Lives y Black Movements», escribió.

Pero la Asociación Nacional de Policía, una organización sin fines de lucro que apoya a las fuerzas del orden, calificó la pintura de «reprobable».

«Para las fuerzas del orden público que deben ingresar al edificio, ¿hay alguna descripción que no sea un entorno de trabajo hostil?» dijo el año pasado, pidiendo a las personas que firmen una petición pidiendo la eliminación del mural.

El Departamento de Policía de Palo Alto y los funcionarios de la ciudad no respondieron a las solicitudes de comentarios sobre la nueva demanda.

En una declaración a los medios de comunicación el año pasado, una portavoz de la ciudad dijo que el mural «es un aspecto de un diálogo más amplio de la ciudad que se lleva a cabo sobre raza y equidad y se conecta con las conversaciones reflexivas de la ciudad sobre el papel de la policía».

“El mural es temporal y la Ciudad no tiene planes de acelerar la remoción del mural antes de lo planeado actualmente. De ninguna manera el mural quita el valor que tenemos en nuestros oficiales de policía que sirven a nuestra comunidad todos los días. El arte temporal es un medio de expresión sobre temas difíciles y el mural Black Lives Matter invita a la reflexión y es una conversación inspiradora ”, agregó.

El mural fue retirado en noviembre de 2020.

THEEPOCHTIMES