Desesperación en PDVSA: este es el ultimo intento del régimen para reactivar la producción de gasolina en Venezuela

0
107

La reactivación de mejoradores de crudo ha sido clave para que la petrolera venezolana planee reactivar sus refinerías y  al mismo tiempo pueda mantener una exportación estable de petróleo.

PDVSA ensaya una nueva manera de reactivar la producción de gasolina en sus refinerías. La petrolera estatal comenzó a producir dos grados de crudo mejorados que se destinarían a la refinación del necesitado combustible.

Las refinerías de Venezuela están diseñadas para procesar crudos medianos a livianos. Pero PDVSA ya no tiene capacidad de producir esos tipos de petróleo en cantidades suficientes.

La empresa debe decidir si refinar sus existencias limitadas de petróleo liviano o usarlo como diluyente para el grado exportable insignia del país, denominado Merey.

Años de subinversión, mala gerencia y corrupción desmantelaron la red de refinación con capacidad de entregar 1,3 millones de barriles de productos por día. La consecuencia de eso es la escasez de gas para cocinar, gasolina y diésel. Algo que tiene al país paralizado.

Tras el reinicio de un mejorador, de la empresa conjunta Petrocedeno, PDVSA programó el primer cargamento de crudo sintético ligero Zuata Sweet. El cargamento se enviará este mes a la refinería más grande del país, Amuay.

Reanuda la producción

PDVSA había dejado de producir Zuata Sweet y otros crudos mejorados en 2019. Las sanciones de Estados Unidos privaron a la empresa de su principal mercado, el Golfo de Estados Unidos.

El mes pasado, la compañía estatal también comenzó la producción de crudo mejorado, Hamaca 22. Eso se logró en otra empresa conjunta de PDVSA llamada Petropiar. La primera carga de 500.000 barriles se envió desde el terminal de Jose con destino a Amuay.

«No tenemos suficiente crudo para refinar. Ahora estamos tratando de alimentar a varias refinerías con estos nuevos crudos», dijo una fuente de la empresa reportada por Reuters.

La producción de combustible de la compañía ha caído desde mayo después de haber aumentado ligeramente en los primeros cuatro meses del año.

La parálisis de tres semanas de Amuay, la interrupción continua de la refinería El Palito y la baja producción en la refinería de Puerto La Cruz contribuyeron a la disminución, para un promedio total de 193.000 barriles por día (bpd) de crudo procesado en junio. Apenas el 15% de la producción de la capacidad instalada de la nación, dijo la fuente.

PDVSA comenzó a principios de este año a formular una mezcla de crudo similar a su medio Leona mezclando grados de la faja del Orinoco con diluyentes. Desde entonces, ese crudo ha alimentado a Amuay y Cardón, según documentos internos de la empresa.

Se espera que la medida para usar mezclas y crudos mejorados para el refinado nacional no solo permita una mayor producción de combustible de motor, sino que también liberaría el crudo Mesa 30 para ser utilizado en la producción de Merey.

PRIMERINFORME