Bélgica aprueba calificar de “genocidio” la represión del régimen chino contra los uigures en Xinjiang

0
110

El Parlamento de Bélgica vota este jueves una resolución que califica de genocidio la represión de China contra la minoría de los uigures en la región noroccidental de Xinjiang, denunciada por otras cámaras legislativas y por asociaciones internacionales.

También te puede interesar: Inundaciones en Europa: 46 muertos y decenas de desaparecidos tras tormentas en Alemania y Bélgica

“Se trata de una votación histórica, inimaginable hace unos meses. Nuestro pequeño país es ahora más grande porque nos atrevemos a salvaguardar la humanidad”, declaró a la agencia de noticias EFE el autor del documento, el diputado belga y de los verdes Samuel Cogolati, quien confía en que el resultado lleve a otros parlamentos por el mismo camino.

El texto, que previsiblemente saldrá adelante con los votos de todas las fuerzas políticas a excepción de los comunistas, condena “los crímenes de persecución y violaciones masivas de los derechos humanos que pueden constituir crímenes de lesa humanidad” contra los uigures e insta a la Unión Europea (UE) a tomar una posición “firme e inequívoca” sobre la situación de los derechos humanos en China.Una persona hace guardia en una torre en el cierre perimetral del centro de detención número 3 en Dabancheng, en la región autónoma uigur de Xinjiang, en el oeste de China (Foto: AP Foto/Mark Schiefelbein)Una persona hace guardia en una torre en el cierre perimetral del centro de detención número 3 en Dabancheng, en la región autónoma uigur de Xinjiang, en el oeste de China (Foto: AP Foto/Mark Schiefelbein)

Así, la conocida como Cámara de los representantes belga podría convertirse en el sexto parlamento nacional que reconoce el genocidio tras seguir los pasos de Países Bajos, Canadá, Lituania, República Checa y el Reino Unido.

A esta lista se suma Estados Unidos, donde la administración del presidente, Joe Biden, acusó en marzo pasado a China de “genocidio” y “crímenes de lesa humanidad” contra los uigures y otras minorías musulmanas en la provincia noroccidental china de Xinjiang en su informe anual sobre Derechos Humanos.

Cogolati, quien registró la resolución en febrero antes de que cualquier país se pronunciara sobre esta materia, consideró que con esta acción Bélgica envía un “fuerte mensaje a China” de que “todos los derechos humanos y la dignidad de cada individuo” deben ser “absolutamente respetados”.Samuel Cogolati (Facebook)Samuel Cogolati (Facebook)

Amnistía Internacional y Human Watch Rights, entre otras asociaciones internacionales, han denunciado crímenes de lesa humanidad contra los uigures y minorías musulmanas en la región noroccidental de Xinjiang por parte de China, a la que acusan al mismo tiempo de llevar a cabo políticas generalizadas y sistemáticas de detención masiva y tortura y enviar a centenares de miles de personas a campos de internamiento.

Aunque no se dispone de datos oficiales, expertos de Naciones Unidas alertan que hasta un millón de personas habrían sido encerradas en algunos de estos campos con los que el régimen del presidente chino, Xi Jinping, pretende “reeducar” a los uigures en la cultura china.

Sin embargo, la información disponible sobre lo que ocurre llega a cuentagotas por el hermetismo del país asiático y lo que se conoce hasta el momento ha sido gracias a investigaciones realizadas por medios de comunicación y ONG, y al testimonio de sobrevivientes.Bumeryem Rozi, de 55 años, una etnia uigur que huyó de China a Turquía (Foto: AP / Mehmet Guzel)Bumeryem Rozi, de 55 años, una etnia uigur que huyó de China a Turquía (Foto: AP / Mehmet Guzel)

Algunas de estas historias fueron relatadas directamente por sus protagonistas en el Parlamento nacional en unas audiencias previas a que la resolución fuera aprobada por la Comisión de Asuntos Exteriores de la cámara belga.

“Decidimos no sólo escuchar los informes oficiales de las organizaciones internacionales sino también el testimonio de los refugiados, quienes pudieron contarnos su propia experiencia. Pudimos oír hablar de las numerosas detenciones ilegales, de los casos de tortura y de las violaciones a mujeres”, explicó Cogotali.

Amenazas de Beijing

La propuesta, que también denuncia los tratados bilaterales de extradición entre Bélgica y China, ha tensado las relaciones entre el gigante asiático y el país europeo.

Tras su votación en la Comisión de exteriores, Beijing advirtió sobre el deterioro de las relaciones bilaterales entre ambos países y pidió a Bélgica que rectificara su “error”.Samuel Cogolati (Facebook)Samuel Cogolati (Facebook)

Además, el pasado marzo, el régimen de Xi Jinping incluyó en su “lista roja” a varios políticos europeos, entre los que se encontraba Cogotali, quien tiene vetada la entrada al país.

“Hoy no se trata de las sanciones, hoy se trata sobre respetar los derechos humanos básicos en todo el mundo. No tenemos miedo y continuaremos luchando junto a otros parlamentarios”, sentenció el político belga.

INFOBAE