Informe revela que la represión a la minería es parte del plan de China para «acabar con Bitcoin»

0
115

Para los analistas de la firma de servicios financieros, Galaxy Digital, la represión que están experimentando actualmente los mineros y el comercio de Bitcoin en China está más vinculada al deseo de restringir el mercado que con las preocupaciones por las emisiones de carbono.

La empresa asegura que las decisiones que ha tomado el Comité de Desarrollo y Estabilidad Financiera (FSDC) tienen base en consideraciones políticas más que económicas, al sentirse incapacitados para censurar la red.

También te puede interesar: Los talibanes agradecieron a China: “Es nuestro país amigo, nos han ayudado mucho”

En un informe publicado hace pocos días, la firma estadounidense analiza los efectos que tiene –para el desarrollo de la criptomoneda– el cierre de granjas para minería de bitcoin en varias provincias chinas, junto a la consecuente migración de mineros y la caída del hash rate.

El documento califica las acciones del organismo gubernamental que coordina la regulación financiera en China como parte de un plan para «acabar con la minería y el comercio de bitcoins en el país».

Galaxy Digital hace referencia particularmente a la reciente prohibición del Banco Popular de China (PBoC), mediante la cual desde junio pasado impide a los bancos prestar servicios para transacciones con criptoactivos.

La nueva normativa fue precedida por una serie de medidas en contra de la minería que se comenzaron a anunciar desde el 21 de mayo, con el argumento de que estas actividades representan una amenaza para los planes ecológicos de China.

Al respecto, el informe detalla las consecuencias negativas de la normativa del PBoC en el comercio OTC (over the counter).

«Los ciudadanos chinos promedio ya están excluidos del ecosistema de comercio de criptomonedas, pero la nueva represión amenaza con cerrar las puertas laterales restantes», señala el escrito, en relación al mercado OTC.

Tomar medidas enérgicas contra el mercado OTC muestra la seriedad del nuevo esfuerzo de China para sofocar el comercio de criptomonedas, que se había cerrado en gran medida a la mayoría de los ciudadanos chinos. Esto, debido a que las principales instituciones financieras ya tenían prohibiciones para proporcionar conectividad a los exchanges de criptomonedas.

Informe Galaxy Digital Research.

El comercio en mercados extrabursátiles era, hasta ahora, una de las mejores alternativas para los inversionistas chinos. Incluso hasta la más reciente represión a los mineros, esta vía facilitó el intercambio de la moneda local de China, el renminbi (RMB), con tether (USDT). La stablecoin podía depositarse en intercambios y usarse para el comercio con criptomonedas.

«Durante años, esta solución demostró ser viable, pero se ve obstaculizada por la nueva amenaza de cerrar la ruta del comercio OTC», se comenta en el informe, en el cual se inserta una imagen para ilustrar la situación.

represión
Al restringir las operaciones en exchanges de criptomonedas en 2017, los usuarios no podían utilizar exchanges (figura superior). La reciente prohibición cierra el acceso a USDT en mercados extrabursátiles. Fuente: Galaxy Digital Research.

El efecto China y el caso Tether

Galaxy Digital reitera que el actual evento represivo en curso en China está dejando una huella importante en la cadena de bloques de Bitcoin. Muchas de estas consecuencias han sido reseñadas en este medio.

Se menciona especialmente, entre las repercusiones, la lentitud en la agregación de bloques en la blockchain, visto como el mayor retraso en 10 años. A lo anterior se agrega la estrepitosa caída del hash rate.

Sobre este último hecho se resalta cómo, antes de los primeros anuncios del cierre de granjas, la tasa de hash había alcanzado los 160 Eh/s, comenzando luego un descenso que ha llegado hasta los 64 Eh/s en los últimos días, según BitinfoCharts.

El análisis no solo menciona estas cifras, sino además explica la forma en que la represión china podría impactar la seguridad de las stablecoins. Citan el caso de Tether, al ser el vehículo popular para acceder al mercado de criptomonedas en el país asiático, como se expuso más arriba.

Después de cruzar los USD 100 mil millones en el suministro total, el suministro de stablecoins avanza a un ritmo lento. Esto se debe principalmente a la pausa en la emisión de USDT (…) No se han impreso nuevos USDT desde el 31 de mayo en ninguna de las principales cadenas utilizadas por la plataforma. De hecho, el 6 de junio 4,5 millones de USDT fueron quemados, en un evento que no ocurría desde marzo de 2019.

Informe Galaxy Digital Research.

Para los analistas, la pausa en la emisión de USDT, emparejada con una quema de tokens, es algo inusual. Por ello relacionan estos acontecimientos con lo que sucede en China.

«La demanda reducida del activo es indicativo de una desaceleración más amplia en el ecosistema chino», explican.

represión
Desde mayo pasado se observa un estancamiento en el flujo de Tether (USDT) y una ralentización de la capitalización en el mercado de las stablecoins, un hecho que podría vincularse con la suspensión del mercado OTC en China. Fuente: Galaxy Digital Research.

La migración de los mineros, un nuevo cuello de botella

Otro de los efectos de las restricciones es la migración de los mineros fuera de China, un evento actualmente en marcha.

La investigación coincide con lo que señalan otros análisis, indicando que los destinos principales son países cercanos de Asia, como Kazajistán, Ucrania y Kirguistán; además de Canadá y Estados Unidos, en Norteamérica.

Sin embargo, se piensa que «no hay suficiente capacidad de alojamiento disponible fuera de China para hacer frente a la avalancha de nuevas máquinas que buscan un hogar».

En consecuencia, Galaxy Digital prevé que las dificultades para conseguir espacio de alojamiento (hosting) continuarán siendo un cuello de botella en la minería de bitcoin en los próximos meses.

En este contexto, también se ve la migración como la oportunidad de descentralizar más la blockchain. «Se necesitarán varios meses para que el polvo se asiente, pero al final, Bitcoin habrá demostrado ser demasiado fuerte para que incluso las naciones más grandes del mundo puedan suprimirlo».

Los intereses de China detrás de la represión

En relación a las restricciones a la minería de Bitcoin, el análisis de Galaxy Digital apunta que las órdenes de cierre se han emitido tanto para las provincias donde predomina el uso de carbón (Mongolia Interior, Xinjiang y Qinghai) como para las que utilizan energía hidroeléctrica (Yunnan y Sichuan).

Llama la atención especialmente el caso de Sichuan, donde la electricidad se deriva casi en su totalidad de la central hidroeléctrica. Se trata de una provincia importante para los mineros de Bitcoin.

Las estadísticas destacan a Sichuan como segundo centro más grande para la minería en el país –luego de Xinjiang–. Ambas representan el 45% del hash rate de Bitcoin en China.

Particularmente Sichuan repunta en la temporada de lluvias de mayo a octubre, periodo en el cual muchos mineros van a esta zona en busca de energía hidroeléctrica.

En total, las cinco provincias afectadas por las prohibiciones manejan el 60% del hash rate en China.

represión
Las autoridades prohibieron la minería en las provincias de Sichuan, Mongolia Interior, Xinjiang, Yunnan y Qinghai. Las 5 provincias manejan casi el 60% del hash rate de Bitcoin en China. Fuente: Galaxy Digital Research.

Con base en lo anterior, se habla de otros intereses que podrían estar detrás de estas restricciones.

China se encuentra actualmente en el proceso de modernización de su red eléctrica para permitir el transporte eficiente de electricidad a larga distancia (…) y el exceso de energía en las provincias interiores, que actualmente son capturadas por los mineros de criptomonedas, podría potencialmente transferirse a centros de población costera con una demanda consistentemente más alta.

Informe Galaxy Digital Research.

En general, los analistas observan las medidas represivas de China contra Bitcoin como una respuesta ante la incapacidad de prohibir y controlar el funcionamiento de la blockchain, viendo a la criptomoneda como una nueva fuerza geopolítica.

A pesar del ataque, los investigadores están seguros de que la red superará la prueba y afirman que hasta ahora ha mostrado resistencia.

«Los bloques se han ralentizado, pero todavía están entrando. La tasa de hash está baja, pero la red está protegida. Los precios han bajado, pero bitcoin es un activo volátil. Las naciones están simultáneamente censurando y adoptando a la criptomoneda, por lo que se espera que se enfrente a más desafíos a medida que aumenta la importancia en su uso», concluye el informe.

CRIPTONOTICIAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí