No era amor, no era revolución, era oro lo que buscaba Maradona en Venezuela

0
19

En los audios de WhatsApp que la Justicia analiza tras la muerte del astro, se encontró la voz de su abogado, que confirma los pagos en el preciado metal.

Los dictadores Hugo Chávez y Nicolás Maduro siempre “reconocieron” a Diego Armando Maradona como un aliado y amigo “revolucionario”.  Alguien que a todo pulmón gritó amar a Chávez, Castro como tambíen gritó su rechazo a los Estados Unidos. En su piel llevaba tatuados a los íconos del comunismo latinoamericano como Ché Guevara y Fidel Castro algo que abrió sus puertas dentro de estos líderes corruptos, sobre todo con Castro y después con Chávez y Maduro

Ese amor no fue un amor revolucionario, tampoco fue un amor a una idelogía izquierdista, Maradona simplemente fue una garrapata, un chulo más de estos tantos regímenes corruptos y criminales, que solo lo llenaron de dinero por su fatídica imágen.

Un audio de Whatsapp reveló una conervesación entre el ex futbolista y su abogado, señalando la espera de un pago en oro. Pago que se realizó de esta manera debido a los bloqueos que sufría la dictadura venezolana.

Ese día que los venezolanos y el mundo tuvimos la oportunidad de ver a un bufón bailando en una tarima de una de las dictaduras  más criminales de la historia mundial, no fue por amor, no fue por convicción, ni por defender un ideal, fue por oro. Oro de todos los venezolanos.

Maradona ha sido uno de los tantos que se alimentó del sufrimiento y la crisis de los venezolanos.

¿Qué más podemos esperar de un egocéntrico maltratador de mujeres? Sin contar esa relación de amor y odio por las drogas, que de alguna manera eran inseparables, sus tantas recaídas lo dejaron claro. Dudosamente le importaría el sufrimiento de los venezolanos o los cubanos, mientras su bolsillo este lleno, una “preocupación”por el prójimo no cuenta, es la imágen a la que nos han acostumbrado los comunistas.

Hoy las autoridades investigan la muerte del excampeón del mundo, pero mientras esa investigacón sigue en proceso, nos quedó confirmado que más que ideología política, lo que había detrás de la “lealtad” a la dictadura era dinero. Mejor dicho, lingotes de oro saqueados a los venezolanos.

Maradona no solo fue un buen futbolista, también fue un buen vividor de la desgracia de otros.

Artículos releacionados:

Diego Armando Maradona, de goleador a golpeador. – Por Raymond Azar – Por Raymond Azar (thefreedompost.net)