Garzón es un violador y Zuconni ¿negligente o cómplice?

0
34

La juez en la Ciudad de Buenos Aires, Karina Zucconi dejó en libertad a un hombre que fue capturado en flagrancia por el “abuso sexual simple” aunque ningún abuso sexual es “simple” esto es solo un termino ajustado a derecho, este abuso en contra de una chica de 18 años que fue privada ilegítimamente de libertad, drogada y violada en un local comercial de Buenos Aires el pasado 23 de enero del año en curso.

Zucconi, quien es la Juez titular del Juzgado Nacional Criminal y Correccional N°15, “consideró” y lo pongo en comillas, porque un conocedor del derecho penal en cualquier parte del mundo sabe que un delito que “atajado” en flagrancia por los cuerpos de policía argentinos, no fue razón suficiente para privarlo de libertad.

El hombre, identificado como Irineo Humberto Garzón Martínez, no tenía antecedentes penales, fue el argumento utilizado por la Juez para justificar su medida cautelar.

Una justificación vacia, alejada de derecho, alejada de ética profesional y moral, un acto para mí de complicidad absoluta, aunque sin pruebas en mano y únicamente basándome en criterio propio, no puedo dejar por fuera la consideración de que la decisión sea basada en negligencia y desconocimiento de la ley, estamos en “veremos”.

Los investigadores del caso le comunicaron a la madre de la víctima, quién fue la persona que avisó al 911 luego de recibir un mensaje de su hija, pidiendo auxilio.

Lo cierto de la situación es que los funcionarios policiales al ingresar al local comercial “Garzón Uniformes”, la joven estaba en el fondo del comercio y el acusado estaba intentando vestirla subiéndole los pantalones.

La evidencia médico forense y el informe policial no sirvieron para que la Juez Zucconi ordenara detener a Garzón Martínez. Solo dictó una orden de restricción de 100 metros y le prohibió salir del país.

Mientras tanto, la defensa de Garzón Martínez aseguró que tenía un domicilio fijo en la zona de Mataderos donde vive con su hermana “desde hace más de 14 años”, testimonio el cual es falso, vivió con su hermana, si, pero ya no lo hace, dejando latente la posibilidad de fuga. Otro de los argumentos utilizados por la vulgar defensa es que no tiene antecedentes penales ni condenas anteriores.




(Dirección falsa y sin actualizar desde 2015)

“Trabaja en forma digna en su comercio”, que “ha dado trabajo siempre a mujeres y jamás tuvo problemas de este tipo en el que involuntariamente se encuentra involucrado desconociendo por qué”. Señaló su defensa y así solicitó la Juez una declaración jurada de que el imputado (que debería ser acusado) no poseía bienes o fortuna.

Por otra parte, la fiscal del caso, Silvana Russi, se opuso a la excarcelación, teniendo los motivos evidentes, pero no suficientes para una Juez que evidentemente su parcialización o desconocimiento de la causa no le hizo entender que: la imputación de abuso por acceso carnal establece una dura pena, como para todo violador, pero esta medida tomada sin sentido a favor de un enfermo que tampoco vive en el domicilio señalado, es más que causa suficiente para ponerlo en custodia de las autoridades.

La víctima misma se opuso también: “Yo no estoy de acuerdo, no me parece. Me violó y estoy sufriendo mucho”, afirmó.

Su cuerpo fue analizado y se encontraron tres lesiones compatibles con una violación, en pleno sangrado.

Sin embargo, la juez Zucconi consideró que la mera pena en expectativa no era un argumento suficiente para mantener preso al acusado.

“No hay elemento alguno de momento que lleve a presumir que el acusado intentará eludir el accionar de la Justicia”, afirmó Zucconi. Pero consideró, por otra parte, que su arraigo era dudoso. Así, le concedió la caución juratoria o declaración jurada y  una fianza bajo palabra, le prohibió acercarse a la víctima o contactarla, así como salir del país y lo obligó a presentarse mensualmente en el juzgado.

¿En qué cabeza cabe? ¿Por qué la fiscalía no ha acudido a una instancia superior para solicitar investigar a la Juez? ¿Qué no se han leído el código penal argentino?

Garzón tiene un modus operandi donde publicaba en grupos de venezolanos, cazando sus víctimas, únicamente contactaba mujeres, ya la defensa de la joven venezolana alegó poseer otros testimonios de otras personas que también fueron citadas e invitadas a salir por este criminal.

Un violador es un depredador, los depredadores nunca cambian, solo que después de un susto se esconden, pero si tienen una oportunidad nuevamente no la desaprovechan. Un violador en libertad es un peligro para cualquier ciudad, mujeres, niñas, niños, hasta mujeres de tercera edad.

Después de este escándalo en desarrollo, sobre todo nosotros los venezolanos  nos preguntamos ¿quién es esta  Karina Zucconi?

El Portal de Datos Abiertos de la Justicia Argentina, Zucconi tiene 48 años y se recibió de abogada en la Universidad de Buenos Aires en abril de 1997, son 24 años de experiencia en el sistema judicial de este país que ha recibido tanta inmigración venezolana en los últimos años.

Después de 24 años de “experiencia” una decisión así con una flagrancia y un informe médico forense claro. Aquí hay algo que no cuadra, no hay que ser conocedor de leyes o abogado para entender que aquí algo no está bien ¿Corrupción? ¿Por qué no? La juez precisamente no goza del mejor pasado profesional.

Su ingreso al Poder Judicial de la Nación fue en 1997 como auxiliar administrativa, y en 2011 se convirtió en la titular del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción No 15, con asiento en los Tribunales de la Ciudad de Buenos Aires. Lindo título ¿no?

Y si bien el violador, Humberto Garzón no tiene antecedentes, quizás es porque nadie lo ha denunciado, no hablamos de un niño que quizás cometió un error, hablamos de un hombre que tenía un modo particular de acercarse a venezolanas, quizás también tantos rechazos lo llevaron a ejecutar este acto criminal, nadie lo sabe aún.

La Juez si los tiene un prontuario más llamativo que Garzón (hasta ahora). Zucconi fue designada como juez en la causa por el de lo que se conoce como femicidio de Marianela Rago Zapata, una estudiante de Tierra del Fuego que fue encontrada degollada y con 23 puñaladas en su departamento de Balvanera a mediados de 2009. El principal acusado por el crimen era el ex novio de la víctima, Francisco Amador López.

El femicidio de esta joven estuvo a cargo de su jurisdicción entre 2013 al 2018, donde Zucconi hizo omisión de pruebas claras encontradas en la escena del crimen que lo implicaban directamente en cinco ocasiones a favor de Amador López al considerar que estas pruebas no eran suficientes para incriminarlo.

Amador era el ex novio de Marianela según la declaración de testigos, era violento con ella. Cuando la Policía allanó su casa encontró un pantalón de cordero y una remera recién lavadas. En el pantalón había una pequeña mancha de sangre en un bolsillo, que por los efectos del lavarropa no se pudo determinar a quién pertenecía. A la vez, en la casa se encontraron dos cuchillos compatibles con las heridas de la víctima con huellas dactilares borradas.

El caso paso a otra instancia.

Zucconi también docente de Derecho Penal y Procesal Penal en la UBA, dio clases en la Unidad 2 del Servicio Penitenciario Federal, al margen de los cinco finales que debe para completar un posgrado en Derecho Penal de la Universidad de Palermo. Increíble que con tantos estudios no goce de suficiente criterio para tener un entendimiento de un informe médico forense o un acta policial donde se declara la flagrancia del hecho.

Por otro lado, estuvo a cargo de otros casos que se volvieron públicos, como cuando en 2016 la ahora vicepresidenta Cristina Kirchner denunció que había recibido cartas con amenazas de muerte en su casa de Recoleta, en la Ciudad de Buenos Aires.

Hoy la juez quien ha sido reconocida no por buena labor sino por este escándalo, lamentable hecho que no haya llegado aún a instancias superiores, pero en contra de esta Juez, o que la misma tenga la dignidad de renunciar a su cargo, es evidente que capacitada no está, si es que no hay otro fin oscuro en esta situación.

Garzón es un violador, debe estar preso, Zucconi debe renunciar a su cargo y a su vez debe ser investigada por las autoridades y entidades superiores a nivel judicial.

Hace poco en Argentina se le dio legalidad a la figura del aborto, pero el 23 de enero de 2020 con este acto de impunidad ha dejado en la calle a un violador capturado en flagrancia.

¿Qué más sigue en Argentina? ¿Legalizaran las violaciones?

Por distintos medios han informado que se se ha emitido una orden de carcelación en contra de este criminal, esto hasta ahora es FALSO.

Solo nos queda como venezolanos y personas decentes esperar el desenlace correcto de esta lamentable historia, basta ya de tanta impunidad en Latinoamérica.

#GarzonViolador